Las notas florales son uno de los componentes más frecuentes en la perfumería femenina, por eso se trata de la familia olfativa más grande y popular de todas. A ella pertenecen aquellas fragancias cuyas notas giran en torno a una o a un bouquet de flores; siendo el jazmín, las rosas, las violetas, el narciso, los lirios y el geranio, las materias primas más destacadas. Trabajar con esta familia olfativa ofrece una variedad infinita de combinaciones.Las fragancias pertenecientes a esta familia son delicadas, románticas y muy femeninas.

Mostrando todos los resultados 6

Show sidebar